viernes, septiembre 30, 2005

 

Entrevistas


A medida que la meta se acerca -obtener el cartón-, hay ciertos aspectos del periodismo que cada vez me están gustando más. Uno de ellos es la entrevista. Gracias a la profesora Rosario Alvarez he ido agarrandole el gusto a esta técnica fundamental para esta carrera y he aprendido lo importante que es documentarse bien, antes de pararse frente al entrevistado.

El último trabajo en ese ramo era entrevistar a un artista consagrado. Después de intentar con algunos candidatos, gracias al contacto de IMB, logré reunirme con uno de los más valorados pintores chilenos: Gonzalo Cienguegos. Este personaje, pese a ser uno de los artistas chilenos más prolijos y por ende ocupado, no titubeó en citarme en su taller al día siguiente del llamado. Y fue así como tuve la oportunidad de tocar el timbre de su 'oficina' situada a un costado de su residencia.

Ring ring, ¿quién es?. Antes que alcance a decir mi nombre, este hombre tan alabado -y criticado- abre la puerta y me recibe con unos cariñosos palmazos. El lugar está ordenado y son pocos los cuadros que hay en su interior, sí hay muchos libros ordenados en estantes.


Nos sentamos, y él gentilmente se cuelga la pequeña grabadora en el broche de su chaleco. La entrevista trasncurre en un clima de buena onda, y según mi percepción, logramos ahondar en ciertos temas fundamentales de su obra: el origen de sus personajes, su influencia de la Nueva Figuración mexicana, su desarrollo como artista, e incluso de las críticas que le hizo Julio Pastor Mellado respecto a su obra como "cortesana de las elites".

Indudablemente quedé satisfecho con la conversación que se prolongó por poco más de una hora, tanto por los temas tratadados, como por el personaje elegido. Cuando nos despedimos -con bastantes más grados de efusividad que en el saludo-, algo no se me borra de la mente: quizás la grabadora no retuvo nada.

Así fue, por más que escarbé en la pequeña grabadora, no encontré jamás la voz de este pintor, y poco a poco fui asumiendo que no tenía tal registro. Algunas personas me recomendaron volver a llamarlo, que se lo tomaría bien y que quizás me regalaría otro momento. Pero no fui capaz, entre la dignidad y las ganas de no quedar como un imbécil, preferí no hacerlo, y como la entrega era al día siguiente, no me quedo otra que comenzar a mover los hilos de los contactos, y es asi como mi amigo Pablo Díaz tuvo la gentileza de concederme una entrevista, pese a que no tuve tiempo de preparar ninguna pregunta.


Pablo Díaz vuelve a Chile luego de una prolongada estadía en Europa

¿Qué fue de Antonio Mercader?

Quien encarnara al inolvidable hijo menor en la exitosa serie Machos viene llegando al país con un nuevo título a cuestas: director de cine. ¿Volver A las teleseries? Todo el mundo le pregunta y el tema no le quita el sueño. Su mayor certeza es que su estadía en Chile será corta porque pronto partirá a estudiar donde lo hizo Gael García Bernal. Sin embargo, la huella que desea dejar no está lejana a los espectáculos: su propia empresa de producción.



Relajado disfruta los últimos días de su casa en la Dehesa. Prácticamente se viene bajando del avión y ya debe enfrentarse a una nueva mudanza. No le complica el volver a estar en Chile donde lo conocen desde Arica a Magallanes. No tiene tiempo para eso. Sí, para la nueva vida que tendrá con su polola, con quien parte a formar un hogar en Providencia y para su nuevo y ambicioso proyecto: Coquimbo Films Producciones Limitada.

Hacer maletas debe ser una de sus mayores actividades físicas del último tiempo. Llegó hace dos semanas a Santiago después de una estadía de más de un año en Madrid y ya se prepara para decir adiós a la casa materna que lo cobijó durante años. La habitación de la cual se despide está repleta de fotografías, posters y recuerdos. Un desorden descomunal junto a los bolsos abiertos y repletos, hacen dudar que si tanto caos es respecto a la llegada o a la partida.

Pablo Díaz Del Río, famoso por su papel de Antonio Mercader en la producción Machos, conoció el éxito y el reconocimiento profesional a una edad en que muchos no piensan más que estudiar. A sus 26 años ya ha participado en tres teleseries, diez obras de teatro y cuatro películas. Sin embargo, se declara un enamorado de los estudios y esa fue precisamente la razón que lo mantuvo en el viejo continente: un curso de dirección de cine.

Educado en una familia tradicional no fue el primero de su clan en aparecer en los diarios. Su padre, Eduardo Díaz Herrera, es un reconocido político en el sur y su único hermano, homónimo a su papá, es uno de los diputados más jóvenes del país. Una familia de hombres públicos que lo supo comprender y lo apoyó ciegamente en su incursión al mundo teatral.

Sus padres lo matricularon en el Saint George. En ese establecimiento tuvo “la suerte” de conocer al padre Whelan, quien inspiró a Andrés Wood para realizar una de las películas chilenas más vistas de todos los tiempos: Machuca. “Con ese sacerdote participé en varios proyectos sociales como trabajar en la calle con los más pobres, y gracias a él principalmente, aprendí a darme cuenta de que todos somos iguales”.

Actualmente, por encontrarse en un agudo periodo de transición geográfica no realiza actividades de solidaridad. “Además, si estuviera en algo así, no es para andarlo contando porque es algo muy íntimo. En todo caso creo que la mejor manera de ejercer la caridad es a través del trato respetuoso y con cariño a todas las personas que nos rodean y especialmente con los más humildes.Por ejemplo, con mi nana o el joven que trabaja con mi mamá tenemos un trato de amistad”.

Su voz pausada denota un trabajo de reflexión. Piensa mucho lo que va a decir, aunque cuando es un tema que le apasiona, la tonalidad –casi musical-, que brota de su pequeña boca aumenta. Esto hace imposible no recordar al enamorado Antonio Mercader. Aquel personaje que le robó el corazón a cientos de miles de compatriotas pareciera no haber muerto cuando apareció la palabra FIN en ‘Machos’ porque Antonio Mercader es demasiado parecido a Pablo Díaz.

Ambos son sumamente apasionados con la mujer que quieren, y es por esta misma razón que Héctor Noguera casi se queda sin su Benjamín: Pablo, a fines del 2002 tenía un compromiso con su novia Francisca de irse a vivir juntos a Sevilla. El pasaporte timbrado y el pasaje en el velador eran una prueba evidente que Díaz no pisaría Chile el 2003. Cuando las maquinaciones de Verónica Saquel, productora de teleseries del Canal 13 y presionada por esa misma institución de resurgir sí o sí esa área dramática, golpearon la puerta de Pablo Díaz, era casi imposible que aceptara: su amada novia lo esperaba en el Viejo Continente.

Luego de una serie de llamadas telefónicas larga distancia, reuniones con ejecutivos y un profundo cuestionamiento, aceptó con una condición: que le permitieran visitar a su querida mínimo dos semanas. Al parecer era muy imprescindible su presencia para los de la estación católica, porque aceptaron su propuesta pese a que la millonaria producción ‘Machos’ ya había comenzado. Y otra cosa es clara. No se equivocaron porque en todas las encuestas salió como uno de los ‘Mercader’ más

queridos. Tanto así, que Falabella no perdió la oportunidad de generar ganancias con su popularidad y se transformó en uno más de los actores ‘rostros’ de publicidad.

“¿Qué si vuelvo a las teleseries? No sé, la verdad es que he recibido algunas propuestas mas nada formal, como que me estoy dejando pololear”.Con los pocos días que lleva en el país ya algunos directores le han ofrecido algunos papeles, pero asegura que elegirá sus próximos trabajos de acuerdo a la calidad de los proyectos y no por un tema económico. Y volver a la televisión no es un tema que precisamente perturbe, hecho que quedó demostrado cuando abandonó el país en la cúspide de su fama.

“Creo que Machos fue un fenómeno de ese nivel porque tocó la sensibilidad de muchos hombres que fueron representados por los distintos estereotipos humanos de la sociedad, además el guión era maravilloso y hubo actuaciones magistrales como la de Héctor Noguera. ¿Cómo viví la fama? La lata de este asunto es que tu trabajo no para fuera del set”. Asegura que cuando llegaba a su casa se sentía angustiado, sobre todo por el gran desgaste emocional que le provocó el tener que llorar tanto cuando uno de sus hermanos Mercader estaba enfermo.

Y el contacto directo con el público que tanto lo quería –y deseaba- a veces no fue demasiado gratificante: “cuando salía a la calle la gente de repente te confunde con el personaje y se toma atribuciones cómo si te conocieran de toda la vida”. Sin embargo, a la hora de hacer un ‘mea culpa’ del fenómeno muestra cierta flexibilidad y señala que no es culpa de ellos, sino que es culpa de los actores también por ser parte del extraño mundo de la televisión.

En la actualidad no está enrolado en la filas de ninguna producción externa. Ni de cine ni de televisión, y pareciera no estar preocupado del asunto. “Lo que más me gusta en el mundo es estudiar y estoy demasiado contento con el curso que hice en España”. Y no conforme aún con esa formación, dentro de los pocos proyectos a futuro que se plantea, además de establecer una comunión más íntima con su polola, es volver a las salas de clases. Esta vez nada menos que donde estudió el cotizado actor mexicano

Gael García Bernal. Se trata del Central School of Speech and Drama donde pretende realizar un master de actuación en pantalla.

Y en su estadía en España junto a su novia arquitecta, no todo fue amor y aulas educativas. Su espíritu emprendedor lo llevó a dirigir cortometrajes en 16 milímetros junto a lo más granado de la fauna cultural criolla en Madrid: Tamara Acosta y Cristián Chaparro.

Lo que más echa de menos, de sus andanzas por Europa es sentarse en algún café del Parque del Retiro, escribir guiones en una plaza o disfrutar del profundo anonimato.

Pero tiempo de profundas reflexiones no tiene mucho. Recién se cambió de continente y en pocos días más cambia de barrio. Por su talento, simpatía y sencillez, no es poco probable que su regreso a Chile ilumine la mente de alguna productora compulsiva, sin embargo, las decisiones importantes para él, ya están tomadas, como la elección de su pareja y la seguridad que volverá a estudiar. Advierte eso sí, que su gran proyecto Coquimbo Films Producciones dará mucho que hablar. Por razones esotéricas prefiere no adelantar demasiado, pero sí que revolucionará de manera positiva a “los vacíos programas de televisión que existen hoy”.


Comments:
pst!
ya po...
y cuando vais a escribir de mi?, y cuando vai a postear en nuestro blog?
 
estoy esperando...

ah, nuestra ditreccion de blog es
malalengua.blogspot.com
 
Raimundo
Me encantó la entrevista que le hiciste al Pablo Díaz. Además encontré genial todo tu relato.
Daniela Miranda
 
A mi tb. me gusta lo que haces, pero tengo que insistir en mis preguntas, y hcaerte cumplir tu promesa.
1.¿Por qué dejaste de escribir? ¿cambiaste el blog?
2. ¿Te vai a meter a nuestro blog o no?
 
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Muy bueno tu artículo de Pablo Díaz. En algunos minutos más tengo que entrevistarlo en la radio Zero, y tus datos me sirvieron muchísimo.
Saludos, Rodrigo Guendelman.
 
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Relax and enjoy

Casino
viagra
tramadol
cialis
 
Tramadol, viagra

viagra
tramadol
cialis
 
Latest news. Viagra, cialis

viagra
cialis
tramadol
 
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


My blog is worth $1,129.08.
How much is your blog worth?

adopt your own virtual pet!